Entrevista con el fénix Jesús Más Molina

Jesús Más Molina durante una entrevista.

por Nelson Espinoza Guzmán

Para Jesús los animales son maestros en su vida, es por esto que sus sueños tomaron forma al fundar y dirigir Fenixcan, un centro municipal de acogida de animales abandonados en Guadarrama, Madrid, y una escuela de adiestramiento canino que lleva el mismo nombre. Desde hace una década, cada día trata de elevar la calidad de vida de los animales y crear conciencia en el respeto y la dignidad que ellos se merecen. ¿Y por qué Fenixcan?, “por el espíritu de lucha ante los imprevistos que tienen tanto los fénix animales como los humanos”.

Bueno, para iniciar, me gustaría saber tu opinión sobre cómo ves en la situación actual, o en el transcurso de los últimos 10 años, la evolución y la concientización de la sociedad respecto a la protección animal en España. Nos interesa saber qué les ha llevado como sociedad a lograr el nivel de conciencia que existe en este minuto, independientemente de que queden cosas por hacer. ¿Cuál es tu percepción respecto a esto?

La pregunta es muy interesante. Sí que hay una evolución bastante grande a partir de 10 años atrás. Estamos hablando que hace más o menos unos 6 o 7 años ya se implanta en Madrid, por lo menos, capital de España, lo que se conoce como sacrificio cero. Esto quiere decir que no se va a sacrificar ningún animal por motivo de no ser adoptado. En esto Fenixcan fue pionera; se adelantó a todo eso, pues, por supuesto, no somos dioses para decidir matar a un ser viviente y sintiente, sobre todo sintiente. 

En esta ley se considera que los animales son, como bien ya mencioné, seres sintientes, no son cosas, no son muebles. Entonces, también hay una evolución al respecto teniendo en cuenta la utilidad que nos dan estos animales, en concreto, los perros, tanto en áreas militares, como para invidentes, en el área terapéutica, para búsqueda y rescate, como bien ya sabes. En resumen, se empieza a considerar que los animales son capaces de sentir dolor y hay una evolución al respecto bastante amplia, con un boom grande de lo que es la concientización a nivel social, gracias al importante apoyo de asociaciones y de empresas que gustan de los animales.

Jesús Más Molina en una de las ferias de adopción de Fenixcan.

Para ampliar un poco más la pregunta: ¿en qué época se aprobó una ley, en España, de protección animal?, ¿cómo funciona a nivel estatal?, ¿cómo funciona a nivel de las comunidades autónomas y cómo se refleja eso con las ordenanzas municipales?, ¿cómo actúa y cómo se fiscaliza?, ¿cómo se ponen en marchas proyectos o programas de protección animal en España?

Bueno, respecto a estas preguntas, o ampliación de la primera, puedo comentarte que hay una Dirección General de Protección Animal que se ha creado muy recientemente, en el que ya se está trabajando de una manera muchísimo más eficaz, pero estamos hablando de este año. Anteriormente, no había demasiado consenso a nivel territorial, quiere decir esto que, como mismo hay una evolución bastante grande en capitales como Madrid y Barcelona, por otro lado, nos contrarrestan otras ciudades como puede ser Toledo, diferentes municipios que no tienen esa evolución y esa contemplación de lo que es el tema de protección animal. Pero, ahora, al crearse recientemente esta nueva Dirección General, que es para todo el territorio nacional, pues se van a unificar criterios y esperamos que entre todos los profesionales podamos ayudar a este cometido.

¿Cómo surgió tu proyecto?, ¿cómo surgió la bonita iniciativa de poder generar Fenixcan?

El proyecto de Fenixcan…, bueno, yo siempre he tenido una sensibilidad desde muy pequeño con los perros, como tú bien sabes porque hemos trabajado juntos, y, bueno, me parece que son seres excepcionales que nos pueden complementar perfectamente, ¿no? Entonces, salió un concurso público, el cual gané, para desarrollar todo de una manera local en un área de Madrid, específicamente, en lo que son las montañas, la Sierra de Madrid. La verdad es que ya llevo más de 8 años con unos resultados muy muy positivos porque se ha creado mucha conciencia, no hay tanto abandono, está mucho más mirado al maltratador de animales porque nos parece una persona completamente degenerada, en el sentido de que, si puede hacer eso con un animal, lo puede hacer con una persona también, como bien dice una buena psiquiatra, que es Núria Querol. Pensamos que hay una evolución grande al comparar el momento antes de iniciar Fenixcan y los resultados actuales que se han logrado. Es un trabajo de día a día, completamente vocacional, te tiene que gustar mucho porque ves barbaridades y te tienes que enfrentar con estos maltratadores, pero a base de juicios y a base de exponer a la luz lo que ellos van haciendo, pues al final se va creando, como ya lo tenemos más o menos diseñado, pues una concienciación muchísimo más amplia, muchísimo más universal, muchísimo más moderna, más creativa y más acorde con los tiempos que vivimos.

Aparte de lo que has comentado sobre el origen de Fenixcan, cuéntanos un poco cómo funciona el tema del voluntariado, si generan algún tipo de campaña de concientización, campaña de adopción, actividades en las cuales se ven un poco más vinculados con la sociedad, en el sentido de si van a las escuelas, a centros puntuales, si participan en festivales vinculados al bienestar animal. 

Son inquietudes muy adecuadas para la evolución de cualquier sitio. Vamos a ver, yo creo que toda empresa o toda asociación que se dedique a esto tiene que tener un componente muy grande de marketing, y puede ser un marketing de hacer partners con empresas, como ha sido nuestro caso. Todos recordaremos a Scottex; la marca Scottex, que tiene como icono un perro labrador, pues bueno, hicimos allí…, y que sirva como ejemplo, ¿no?, después de insistir, negociar, etcétera, pues hicimos una campaña muy bonita en la que el perro de Scottex representa a los perros abandonados de Fenixcan. Pues esto es un boom y es una cosa muy fuerte para que la gente lo observe y empiecen a adoptar más y a tener más conciencia. Por ese lado, se tiene el marketing que es un poco más de empresa y después está, como también muy bien has comentado tú, pues el marketing de lo que es concienciación en colegios, porque ellos son el futuro. Toda esa gente joven que viene ahora nos tiene que dar mucha caña en ese sentido, deben realmente estar concienciados y funcionando perfectamente con los animales y, a su vez, los animales deben estar integrados en la sociedad, pero desde otro punto de vista, ya no tanto tan medieval, sino más evolucionado porque, como ya te mencioné, son útiles y seres sintientes. Entonces, todo lo que sean campañas y eventos en colegios, con las Fuerzas Armadas también es muy interesante que vean el trabajo, el que se desempeña con ellos desde las áreas militares, o de búsqueda, o de protección civil, o por ejemplo en el tema de terapia, ¿no? El tema de terapias es interesantísimo, ver cómo los animales pueden ayudar a discapacitados. Pues toda esa utilidad mezclada con lo que es el marketing social, más el marketing empresarial da una perspectiva muchísimo más evolucionada de lo que es la imagen de un animal. Eso de que “no sirve para nada”, que lo tenemos como guardián, que tiene que estar encadenado, que tiene que estar sufriendo porque a fin de cuentas es un animal, no, no. Tales ideas, gracias a Dios, en España, por lo menos, han evolucionado muy fuertemente hacia un punto muchísimo más adecuado con lo que nos ofrecen los animales, que es mucha ayuda.

¿Cómo ustedes recepcionan en el centro un animalito que por cualquier tema le ha comunicado algún vecino del municipio de Guadarrama: “mire, hay un perrito en la calle que está en una situación de abandono”?, ¿cómo captan eso? ¿Hay algún servicio de la Policía Municipal o el Seprona que se encargue de poder gestionar que llegue a sus instalaciones un perrito en esta situación? ¿Cómo se actúa, quién fiscaliza, quién cursa la multa por tenencia irresponsable de animales domésticos?, y, al mismo tiempo, la responsabilidad civil de qué forma se persigue, digamos, porque imagino que haya todo un nexo desde que el perrito está en una situación de abandono hasta que llega a sus manos. Esto, ¿lo pudieras explicar un poco?

Mira, te cuento un poco el protocolo. Nosotros trabajamos 24 horas, es decir, tenemos un servicio de urgencias, entonces, sea la hora que sea, si un ciudadano se encuentra un animal en la vía pública, de los doce municipios donde trabajamos, llama inmediatamente a la policía local. Luego, la policía local se pone en contacto con nosotros y acudimos siempre en menos de 2 horas, porque puede ocurrir algún tipo de accidente y porque tenemos que controlar a dicho animal, ¿no? Una vez recogido el animal le pasamos el lector del microchip. Si tuviera chip, llamamos al dueño, lo localizamos y se le cobra el servicio por haber recogido a su animal. Aparte de esto, la policía, si es muy reiterativo este hecho, es el que cursa una denuncia ya mucho más formal, mucho más seria, que puede llegar a sanciones muy fuertes. Si el dueño no acude a buscar a su mascota, se cursa una denuncia por abandono de parte de nuestro centro y, por supuesto, ahí ya estamos hablando de cantidades muy elevadas de dinero que tiene que pagar el propietario. De forma general, el esquema es este. 

No todas las empresas lo hacen así; Fenixcan sí lo hace, estamos al servicio de los animales 24 horas y, pues ya lo mencioné, siempre es filtrado por la policía local. “¿Qué es lo que ocurre en tal municipio?”, “pues que hay un perro…”, lo recogemos, lo llevamos a las instalaciones, le sanamos, tanto en el área veterinaria como en el área terapéutica, como he comentado antes; es así si el perro va a quedarse aquí un tiempo o si vemos que no tiene chip. Esto es otra dificultad, hay gente que no les pone chip a sus perros, cosa que también está castigada, ¿no? Es muy importante identificar al animal y ser responsable con el mismo.

¿Cómo gestionan ustedes las adopciones una vez que el perrito está rehabilitado en su centro?, ¿cómo es el siguiente paso para entregarlo a una familia que quiera hacerse responsable del bienestar de ese animal, de procurar los cuidados y todas las necesidades que pueda tener ese perrito, desde la afectiva a todas las necesarias, mantenimiento y cuidado en general?

Sí, esa parte es importante, porque se puede echar por tierra todo el trabajo que ya te comenté anteriormente, es decir, desde que llama la policía local para ir a recoger al animal, todo ese proceso de gasto veterinario para ponerlo en condiciones, de trabajarlo día a día terapéuticamente hasta que sea un animal equilibrado se puede ir al traste si no hacemos una muy buena, “subrayo”, entrevista personal. Entonces, esa entrevista tenemos que enfocarla muy bien hacia quién va a hacer el dueño de ese animal. Hay técnicas que tenemos, aunque cada uno tiene su propio manual, pero, bueno, aquí entendemos, que tenemos que tener una entrevista con preguntas trampas, es decir, preguntas que puedan dejar en evidencia si la persona no es un buen adoptante, puede ser preguntas, por ejemplo: “bueno, es que los perros sueltan pelo, ¿qué le parece a usted?”. A lo mejor en esa pregunta, que dices como sin importancia, al parecer un poco tonta, pues realmente crea una tensión de: “¿¡qué!?, ¡uf!, por favor, mi casa es superlimpia. No podemos tener un animal que suelte pelo”. Entonces, aquí te das cuenta que realmente no va hacer un buen adoptante porque vive en un piso y el animal va a soltar pelo y al final va a ser tenso para los dos. Pongo este ejemplo, pero hay muchas más preguntas trampas que van evidenciando si será un buen adoptante o no lo será. Es muy importante ese término. Nosotros, verdaderamente estamos muy contentos: llevamos más de 2000 perros y más de 400 gatos, desde nuestros inicios, adoptados, y son datos que son muy importantes para continuar haciendo el trabajo lo más exhaustivamente posible y a favor de ellos.

Imágenes de Iber, nótese el estado de sus patas al ser rescatado y como luce hoy día.

¿Pudieras compartirnos dos historias de adopción que resulten motivadora?

Te cuento brevemente el primer caso que nosotros tuvimos aquí. Es Iber y probablemente fue un perro maltratado como verás en las fotos. Tenía la pata completamente destrozada, quizás por un palazo o un hachazo. El perro lo rescatamos, era muy agresivo al principio, tú ya sabes cómo va esto, y, bueno, en las fotos se ve su evolución, todo el trabajo que hemos desempeñado, la fortaleza que ha adquirido. Se le hicieron varias operaciones, pero al final Iber ha tirado para adelante con una familia que ha sido muy capaz de aceptarlo con toda la problemática, de quererle y de darle un lugar en su casa. Es un caso muy emocionante, pero así tenemos muchos, todos prácticamente, bueno, quizás no tanto en cuanto a la brutalidad del palazo o el hachazo, pero sí de mucho maltrato psicológico. Es un buen ejemplo Iber.

Otra historia sensible es la de nuestra Xena. Ella nos llegó casi muerta por maltrato. Vino desde un pueblecito de Madrid, de la Sierra. Estaba en una parcela, en un terreno completamente inhóspito en el que tenía poca sombra, poca agua y también tenía problemas serios en el estómago; por esto la teníamos que operar sí o sí, o sea, el dueño debía haberla operado porque si no moría. El tema de la incautación lo hizo la policía local; nos dio aviso y con ese aviso fuimos directamente por la perra e inmediatamente nos metimos en el tema veterinario. La operación la hicimos y estuvimos cuidándola. Era una perra muy recelosa, con mucho miedo, no nos podíamos acercar en lo absoluto, tú ya lo sabes, y poco a poco con las curas hubo un acercamiento cada vez mayor. Se fue conjugando la terapia emocional y psicológica con la física. Ya lleva con nosotros un año y medio y hay veces en que dudamos sobre darla en adopción porque le hemos cogido mucho cariño. Ella es como parte del centro, pero sí le estamos buscando una familia para que sea adoptada. Hoy por hoy es una mastina feliz y grande que vive libre en Fenixcan.

¿Cómo ves el futuro?, ¿cómo ve Fenixcan el futuro y qué proyecto se están planteando, adelantándonos a la situación actual con el coronavirus por todos lados, que perjudica en el ámbito de la protección animal porque la gente está en otros asuntos también?

Respecto a lo que me comentas del coronavirus pues, bueno, es una situación a la que tenemos que ir adaptándonos, ¿no? El confinamiento ha provocado gente que ha tenido más tiempo para observar la posibilidad de ser adoptantes o no. No hay una lectura demasiado buena respecto a esto porque sí que ha habido picaresca, en el sentido de acoger a un perro para darse una vuelta y salir de la casa, porque aquí se ha permitido eso. Pero, bueno, nos ha servido mucho a nosotros el hacer un llamamiento en la radio, en la televisión, etcétera, para decir que esto estaba prohibido absolutamente aquí, en Fenixcan, y nos han venido pues personas con más calidad de adoptante, hemos subido la calidad del adoptante, es gente con mucha más concienciación.

Xena, otra historia conmovedora de lo que se puede lograr con amor y cuidado.

Otra pregunta, en base a tu experiencia, ¿qué consejo podrías dar para alentar a la sociedad cubana a tener una concientización vinculada a la protección animal?, ¿qué consejos les podrías dar en términos de humanidad, como persona, a ese pueblo que va a ser el lector de esta entrevista, que va a luchar paso a paso y a sembrar poco a poco una semilla que permita en algún momento, en Cuba, tener una ley y poder ejercerla, que eso también es complicado? 

Bueno, yo humildemente el consejo que puedo dar es, referenciando a Ghandi, que el nivel cultural y social y de evolución de un pueblo va siempre referenciado a cómo tratan a sus animales; pues quisiera eso, que fuese como un lema, ¿no? Quiero decir, tengo el placer de haber estado en Cuba, ¡ojalá!, pero por lo que me llega es gente muy abierta, muy simpática y sé que tiene grandes profesionales, gente extrovertida y gente muy humana, ¿no?, pues yo creo que en el área del humanismo la protección animal es una rama más y muy importante de ese árbol que es la humanidad. Entonces, hay que tratar con perseverancia ese objetivo que me estás planteando, que sean perseverantes, que luchen por esos derechos sin agresividad, con constancia, con optimismo, con actitud y haciendo comprobaciones profesionales. En eso puedes ayudar tú, en probar lo válido que puede ser un animal, de toda la evolución que puede conllevar el tenerlos en diferentes áreas. En áreas sanitarias, por ejemplo, es muy bonito tener perros que puedan hacer terapias, en el área de protección de catástrofes, en invidentes, ya como animal de compañía, la de valores que pueden ir creando en los niños más pequeños, valores como pueden ser la responsabilidad, el crecimiento personal, el tener un compañero, el saber poner normas y límites, el dar cariño. Es una cantidad de cosas que creo que hay que percibirlas con entusiasmo, como yo lo hice y tú lo sabes, y al final llegan los resultados. El entusiasmo y el amor son universales, y al final llegan los resultados. El amor no es cursi, es muy valiente, el amor no es una telenovela, el amor es muy fuerte, es ir a por algo que realmente vas a nutrir y eso te va a nutrir a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑