Apoyada, transitada y amada

Linda recién rescatada. (Cortesía de Arelys Díaz)

Por Claudia Larrea

No hay cielo sin tempestades ni caminos sin accidentes.

Hay una perrita que vaga en la calle. Es una cachorra porque aún no llega al año, tiene de teckel, por lo que es pequeña; se trata de una rubia hermosa de ojos amarillos. Para mayor complejidad, está en celo; por instinto los perros la siguen y ella huye, se esconde, por necesidad ella necesita tranquilidad. Sigue caminando espantada por sus seguidores y de repente…

El Lada blanco va por su camino a la velocidad que le corresponde, la luz roja del semáforo se muestra y se detiene; prosigue y se pausa ante la señal Ceda el paso, luego retoma su ritmo; ve a una perrita en su trayecto y sin conciencia alguna continúa… es como si solo el aire estuviera en su frente y nada ni nadie se dañara.

Después de una acción fatua y vacía solo quedan lamentaciones. Se lamentan los testigos sensibles del accidente, se lamenta el que reporta,
se lamentan los que ven la publicación, los que comentan, los que comparten… pero ¿quién es la persona que más se lamenta como para actuar? En este caso fue Yaqueline Jardines, la persona a cargo del grupo de protección animal Apoyando y Transitando Animales Callejeros (ATAC).

Una de sus paticas había quedado destruida, pero siguió luchando por su vida.

Una de sus paticas había quedado destruida, pero siguió luchando por su vida. Días después fue reportada y de inmediato fue rescatada, más su patica ya era el hogar de muchos gusanos. Con un poco más de fortuna, se le tenía un lugar donde reposar, era el portal de una señora. Desgraciadamente, son pocas las personas que brindan un espacio de su casa para un necesitado. A veces sucede por comodidad, por inconciencia, por falta de recursos, por falta de interés, pues es sabido que a los de raza muchas veces les sobran los temporales y los posibles dueños. No obstante, no se podía perder tiempo y comenzó el proceso de sanación. Las curas fueron varias y fuertes, sin embargo, nunca gruñó; su nobleza era mucha.

Arelys, quien se había convertido en una ayudante a la distancia de ATAC desde Italia, llegaba a Cuba el 4 de julio. Ella deseaba usar sus dos meses
de vacaciones para ser útil y socorrer a los desprotegidos de cuatro patas, así que le pidió a Yaqueline servir de temporal en un caso complicado para que su ayuda fuese más eficaz. En la mañana del 5 de julio, Ana Rosa llevó a Yaqueline y a la accidentada hasta Guanabo.

El nuevo hogar de la pequeña era un palacio —adiós portal y calle—, se le había encontrado un sitio en el mundo solo para ella y un nombre: Linda.

Respecto a su patica, para varios veterinarios amputarla hubiese sido lo más lógico, pero se hicieron todos los esfuerzos posibles y la reconstruyeron
con la esperanza de que recobrara su funcionalidad; solo tuvieron que amputarle uno de sus deditos. A medida que se recuperaba de su problema más urgente, para enmendar más su vida experimentó lo que todo animalito debería recibir en materia de salud: desparasitación completa, pentavalente y esterilización.

La cachorrita era muy fácil de amar, así que pensar en su adopción hacía sufrir a su cuidadora. Ella no se conformaría con menos de lo que Linda se merecía y así lo demostró en uno de sus comentarios en respuesta a una posible adoptante: “Yo quiero una familia especial para que Linda sea mimada y amada como miembro de la familia. Es un poco temerosa, obediente y tranquila, disciplinada, hace sus necesidades fuera de la casa ni siquiera en el patiecito, nada, cero. ¡Vaya!, que ninguno de mis perros en mi vida han sido así. Después de esta experiencia, cualquier perro puede parecer psiquiátrico. Ella es de una nobleza inaudita y come con hambre voraz, a lo mejor es hambre vieja”. El 10 de julio, en tan solo cinco días de cuidarla, ya Arelys en su grupo Callejeros en adopción escribía tan sensibles palabras.

Su primer mes en Guanabo fue de intensos cuidados y mimos: se llevaba en brazos a sus consultas veterinarias, se le ayudaba a que hiciera sus necesidades, se le compró comida especial y también le dieron la hermosa compañía de un gatico muy amoroso rescatado de la basura; Romeo le bautizaron. Ambos disfrutaban de un Edén temporal; había que buscarles hogar.

Gracias a Silvia, una protectora de Guanabo, Romeo encontró refugio y Linda iría con una amiga de Arelys. Desde el inicio, solo en un segundo momento se había contemplado la posibilidad de adoptarla y llevarla a Italia. Sué Fernández, su amiga y residente en Italia, en línea la motivaba a la segunda opción. También, la hija de Arelys le comentó lo dependiente que era la perrita a su mamá; se había convertido en un imán atraído por ese ser maravilloso llamado Arelys. Otra idea era llevársela en el próximo retorno, pero a último momento, todo el plan cambió: se la llevaría. Mantener el vínculo que se había creado entre ellas era más valioso que los días de trámites y agitación por el viaje.

El 7 de septiembre, ya esta perrita afortunada tocaba la tierra italiana con sus cuatro paticas. “Y después de casi un día de viaje Habana/París/ Milano, de haber caminado todo el aeropuerto de París, Linda reposa en casa con su hermano Pongo, que la acogió a patas abiertas”, anunció su protectora en el grupo virtual de ATAC.


La cachorrita era muy fácil de amar, así que pensar en su adopción hacía sufrir a su cuidadora.

A pesar de que no ha pasado mucho tiempo desde su accidente, Linda ha sido tan querida que no debe recordar su pasado, quizás hasta olvidó lo que comía y ahora se place en un alimento especializado para perros de raza pequeña. En su casa disfruta de una estufa en el invierno y de un buen aire en el verano; tiene compañía perruna con Pongo y Luna… ¿quejas y sugerencias?, ¡ninguna! No se confunda, el hermoso final de Linda no consiste en vivir en Italia, sino en ser parte de un hogar donde ella es familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑