Splinter

Splinter es único, un perrito chino esbelto, patilargo, de ojos claros verdosos y pelo rojizo. (Sergio Boris durante el rescate)

“Un hogar es el lugar donde uno es esperado”
Antonio Gala

El 22 de noviembre del pasado año, Beatriz Batista, Sahily María Naranjo y Sergio Boris fueron a Zoonosis para rescatar a un malquerido por la sociedad. Era un perro viejito y ciego, de los que ya no recuerdan lo que es el amor y ofrecen mordidas. Luego de dejar al rescatado en su temporal, mientras transitaban por un parque, encontraron otra vida que podía ser salvada. “Este era único, un perrito chino esbelto, patilargo, de ojos claros verdosos y pelo rojizo”, describe Sergio. 

Unos vecinos le estaban dando pan y él lo comía como si fuese carne especial. Cuando Sergio les preguntó por el hambriento, le respondieron que, desde hacía unos días, era nuevo por la zona. Sergio tenía la seguridad de que era un perrito de casa; podía estar perdido y en caso de que no aparecieran sus dueños podía ser adoptado con rapidez por ser de raza.

Splinter de paseo.

Él no podía llevárselo para su vivienda, Beatriz ya estaba saturada con su manada y Sahily estaba en la misma situación y con cuatro más, rescatados de Zoonosis en días anteriores. Con total confianza en lo que creía, le pidió a Sahily que acogiera al callejero por unos días y, frente a tanta insistencia, aceptó.    

Antes de ser un perrito chino lindo, pero sucio, cazador de alimentos y necesitado de un lugar para estar a salvo, era un consentido con nombre. El 4 de julio de 2019, llegó este regalo perruno a la vida de Annabel Reyes. Le llamó Splinter, por el maestro rata de las tortugas ninjas. Era otro bebé de la casa, merecedor de paseos, cuidados y hasta atenciones para su piel con aceite de coco. 

A mediados de octubre, Annabel lo sacó a gastar energía en su cuadra; su departamento no era toda el área de juegos que podía necesitar un cachorro de cinco meses. Ambos estaban con su rutina, pero en un relámpago lo perdió de vista. Cuando se percató que no estaba ya era tarde. Preguntó por él y un vecino le dijo que alguien lo había cargado en la esquina…

Los tres protectores no eran ese “alguien”; Splinter ya no estaba acompañado en Playa, sino abandonado en el Cerro. Sergio llevaba una correa y el perrito era muy simpático y juguetón, así que fue fácil tomarlo. Lo difícil era hallar un transporte para un perro no tan pequeño y tres personas. El fin fue que ningún auto se detuvo y debieron caminar. 

Durante el paseo largo, el perro se comportó muy bien. Al llegar a la casa, enseguida se acomodó encima del sofá; no había dudas de que era el mimado de una familia. Sin perder tiempo, se compartió la información del rescatado para encontrar a sus dueños o a un adoptante responsable. Después, pensaron el espacio adecuado para él. Lo mejor era el amplio garaje, donde había varias perras; ahí estaría bien, pero no sucedió de esa forma. Las hembras lo atacaron, por lo que debieron subirlo nuevamente. 

Para Annabel ya había pasado un mes de haber perdido a su mascota y, a pesar de la tristeza, todavía tenía la esperanza de encontrarlo. Había compartido su pérdida por las redes y recibió avisos, pero todos en vano, excepto el de Zarya Gutiérrez. El mismo 22 de noviembre, Zarya contactó con Annabel para alertarle de un reporte de CeDA. De inmediato, contactó a Sergio, quien ya tenía tres posibles adoptantes. Él le pidió fotos para probar que era cierto lo que decía, pues no sería una locura que personas insensibles se hicieran pasar por los dueños de un perro de raza. No obstante, a Annabel le sobraban fotos de su consentido.

El resto es el final feliz del encuentro. El 23 de noviembre, desde su perfil, Annabel escribió agradecida: “Anoche, uno de estos grupos rescató de un parque a mi perro perdido hace más de un mes… Les di, a estas maravillosas personas, las gracias; veo que hacen un lindo trabajo. Me tocó vivirlo: tengo mi perro gracias a ellos. Esta es una forma de ayudar a cambiar lo malo que tenemos; sacan los perros de las calles, evitan que sean sacrificados, les buscan hogar…”.

Splinter antes de ser sacado de las calles.

Ese mismo día, ante la buena noticia anunciada en la página de CeDA, Zarya Gutiérrez expresó: “Estoy feliz porque, ayer, cuando vi la publicación de CeDA me acordé que habían hecho una publicación de este perrito perdido. Se lo compartí a la dueña y enseguida me escribió que era el de ella y que lo iba a buscar. ¡Qué alegría! ¡Dios es grande! Gracias al muchacho que lo rescató”.

También gracias a Sahily que lo acogió sin imaginar que solo estaría horas en su casa, a Beatriz que formó parte de su rescate, a Zarya por haber estado pendiente, a CeDA por existir, concientizar y publicar el caso, a todos los que compartieron las publicaciones de perdido, de salvado… Cuando muchas manos ayudan, más fácil es la solución de un problema.

Splinter en el momento del reencuentro con Annabel.

Cuando Splinter llegó a su hogar, tenía la compañía de cuatro hermanitos como él. Con la congoja de su desaparición, una amiga de Annabel averiguó sobre estos perritos de raza y se enteró de que en la Covadonga había una recién parida. “Pedí que me trajeran cuatro cachorros; tenían hasta los ojos cerrados, pero los acogí así por temor a que alguien los tomara primero, pues era una perra callejera. En fin, tenía cuatro perros y apareció Splinter… Pasado los 45 días les busqué hogar y yo me quedé con el mío”, cuenta Annabel.

Hoy, Splinter sigue siendo amado en su hogar, esta vez acompañado de Valencia, una gatica adoptada el 4 de julio de 2020, justo cuando él cumplió un año de llegar allí por primera vez. Además, tiene harto trabajo porque, según Annabel, Splinter se ha convertido en el ayudante de los albañiles que arreglan su departamento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑