Damián Alonso, el rostro de nuestros días

Damián con sus tres mascotas: Asia, Flaca y Dandy. (Fotos cortesía del entrevistado)

por Javier Larrea

Entre los rostros jóvenes de la televisión nacional se encuentra Damián Alonso, conocido por sus diversos papeles en series, teleplays y telenovelas, aunque también se ha desempeñado en la radio y el teatro. Su trabajo más reciente y conocido es el personaje de Samuel, en El rostro de los días. En ese espacio interpreta a un hombre que aún no se libera de los estereotipos patriarcales, situación que complica su matrimonio. Sin embargo, Samuel tiene una peculiaridad con la que cautivó una parte de la sociedad: a los protectores de animales. Debido a la sensibilidad de su personaje con los perros y por su disposición personal a la causa, hoy le dedicamos un merecido espacio.

A Damián Alonso sí le gustan los animales. Aunque es natural de La Habana, su abuelo paterno tenía una finca y su niñez transcurrió rodeada de diversos animales, además, en su casa, en particular, siempre hubo perros, lo que le hizo fomentar un cariño especial por ellos. Como curiosidad, confiesa: “He tenido varias mascotas y, ahora mismo, buscando en mi memoria, recordé que, de pequeño, yo decía que hasta quería ser veterinario”. 

 Damián interpretando el personaje de Jacinto en la telenovela ’Con palabras propias’.

Actualmente, en su hogar tiene tres mascotas: la perra Flaca, que siempre ha sido de la casa, y dos de sus cachorros, los cuales describe como muy malcriados y que acaban con todo. Uno es macho: Dandy, y, por último, la hembrita, que es de su niña y ella la nombró Asia.

Sobre su personaje Samuel Bueno, nos cuenta Damián que le llegó mediante la asistente Yohanki Despaigne “A través de ella me llaman los directores Nohemí y Felo —ya yo había trabajado con los dos—, y me ofrecen el personaje de Samuel. Tanto Nohemí como Felo incidieron en mí para encontrar una línea por dónde llevar el personaje, y le creamos una historia de vida, de hecho, de ellos surgió la idea de la mascota en el agro. Creo que fue a Nohemí a quien se le ocurrió insertar un perrito en la historia del personaje, del que él se ocupara con cariño para mostrar el lado sensible y noble de este hombre, aparentemente, bueno, realmente bruto, impulsivo y también de un nivel intelectual no muy alto.

Damián y Asia, la perrita de su hija Aitana.

Hablando un poco más de su papel en la actual telenovela, comenta: “Bueno, el personaje es, sin dudas, machista, una persona que claramente no ha tenido una vida fácil y lograr sus metas le ha costado quizás más que a otros. Esto ha hecho que no tenga control de sus impulsos, de sus emociones, debido a la propia inseguridad que le provoca perder lo que más quiere, en este caso: su familia. Y a su vez tiene su punto de fuga con los perros, pues posee un particular cariño por su perro Tequila, el que le acompaña en el agro donde trabaja, mostrando así que los animales casi siempre nos brindan esa confianza que necesitamos.

Sobre su experiencia trabajando con Tequila, aclaró que más que escenas que recuerde con cariño, tiene anécdotas. “Todas las escenas con animales tienen dos opciones: ellos se roban el show o destruyen el momento”, refiere Damián, y contó todo el proceso para hallar al actor perruno.

En realidad, fueron dos perritos los grabados. El primero era del agro, y con él se grabaron las primeras veces: “Estaba un poco tenso, asustadizo, pero, bueno, se hicieron las escenas, sin embargo, tanto se estresó que, cuando fuimos a hacer la continuidad de las escenas al día siguiente, no aparecía, ¡el perro no aparecía por todo el agro!, y no apareció hasta que terminamos de grabar”.

Frente a tal obstáculo tuvieron que buscar por los alrededores, entre los vecinos, para encontrar un perro y, además, que se pareciera al primero. La historia continúa así: “El segundo que hallamos era de una casa al lado del agro, era pequeño, pero aquel perrito ladraba mucho, y no se podía grabar porque no dejaba de ladrar y, bueno, en la búsqueda que le siguió apareció Tequila, un perrito muy tranquilo, muy bien portado, que nos prestó una vecina de enfrente. Tequila es su verdadero nombre, y aprovecho para agradecerle a esa señora que amablemente nos prestó su mascota”. 

Dandy, Asia y Damián con su hija Aitana.

¿Y qué es de la vida de Tequila? “Hoy imagino y espero que Tequila esté bien, pues es un perrito de casa, bien cuidado y muy atendido. No tengo relación con él, pues la novela se filmó en Cojímar —muy lejos de dónde vivo—, y no tengo contacto con sus dueños, pero pienso que está muy bien”.

Ante la pregunta de si le gustaría asumir en próximas propuestas roles que acerquen a las personas al amor a los animales y, de alguna forma, concientizar al público que le sigue, respondió: “Sí, por supuesto que me gustaría, aunque en la actuación, no dejo de reconocer que entre las cosas más difíciles está trabajar con animales, interactuar con ellos. Esto lo digo con toda base, porque me ha tocado más de una vez. He trabajado en diversas ocasiones con animales, con caballos, con perros, con gallos, y es que son impredecibles, por eso casi todas las tomas, o todas las escenas a veces hay que repetirlas, de lo contrario deben ser casi que improvisadas. Sí, me gustan los personajes que tengan qué decir y que lleven un mensaje que haga reflexionar y, bueno, ayudar a crear conciencia es un logro mayor”.

Damián y Aitana con Asia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑