La importancia de pasear a los perros

Tomada de Pinterest

por Zoila María Portuondo Guerra

César Millán, el Encantador de Perros, nos recuerda un hecho que nuestra vida urbana nos ha llevado a olvidar: los animales son viajeros por naturaleza. “Los peces necesitan nadar, los pájaros volar… ¡y los perros necesitan andar!” —afirma, con total razón. Muchas veces los dueños de perros nos excusamos —a menudo por falta de tiempo— por no sacarlos a pasear. Creemos que con cuidarlos y quererlos es suficiente, mientras que los que llevan a sus mascotas a hacer sus necesidades fuera de la casa creen que con eso basta: que huelan un poquito por aquí, un poquito por allá, le den la vuelta a la manzana, levanten la pata —si son machos— en el poste de la esquina y ya, pero no, no es suficiente. 

Llevar un perro al jardín, al patio trasero o a la acera, esperar que se desahogue y volverlo a entrar a la casa es frustrante para el animal porque su cerebro está marcado genéticamente, desde tiempos remotos, para andar durante horas con su manada, tras un rastro, en busca de agua o por alguna razón migratoria. “En estado salvaje, los perros pasan hasta doce horas en movimiento buscando comida. Los lobos, que son los ancestros vivientes de los perros, recorren distancias de más de 160 km y cazan durante 10 horas en su hábitat natural” — vuelve a recordarnos César.

Entonces, imaginen la frustración de un perro que sale a la calle por cinco o diez minutos y vuelve a entrar a la casa para pasar otras 24 horas de sedentarismo y aburrimiento sin nada en qué ocuparse, cuando la naturaleza lo ha programado para explorar, buscar su alimento y realizar todas las otras actividades propias de la vida salvaje, que demanda largas horas de marcha, esfuerzo y consumo energético. 

Tomada de Pinterest

Tal vez muchos no sepan que la salud integral y el sistema inmune de un animal se equilibran en correspondencia con la presión biológica que ejerce sobre él la vida natural, con sus desafíos e imprevistos. Está demostrado que una cierta cantidad de estrés es vital tanto para las personas como para los animales a fin de conservar el equilibrio mental y la salud.

Hace varios años hubo un zoológico en los Estados Unidos en el que los monos enfermaban y morían, y nadie sabía por qué. Después de muchos estudios se llegó a la conclusión de que el sistema inmune de los simios se había deteriorado por falta de estrés. Al no estar sujetos a la presión biológica de la vida natural, no recibían los suficientes estímulos físicos, mentales y emocionales que su salud integral requería. Para solucionar el problema, los cuidadores construyeron un león mecánico de apariencia muy real que, de manera aleatoria, aparecía detrás de unos arbustos y rugía, lo que provocaba que los monos corrieran a esconderse en las ramas de los árboles cercanos. Eso, increíblemente, resolvió la situación. Y es que todos necesitamos retos para mantenernos saludables y evolucionar, retos superables, naturalmente, no retos que nos superen y nos destruyan. Se ha probado también que la ausencia de estrés afecta la cantidad de materia gris en el cerebro de los animales y hasta la inteligencia.

César afirma: “Los animales necesitan conectar con el mundo y estar al aire libre. No es natural para ellos pasarse la vida dentro de casa o tras un muro. ¡No piense que un jardín, por espacioso que sea, puede sustituir el paseo primario con su perro! […] Por otro lado, el hecho de que el animal se pase el día vagando solo por la propiedad no le proporciona la estructura que asimila cuando camina con el líder de la manada. Unos paseos estructurados y regulares son vitales, especialmente para perros con problemas de comportamiento y dificultades”.

Cuando decidimos traer un perro a nuestra vida y nos hacemos cargo de sus necesidades, debemos recordar que una de ellas, y no la menos importante, es sacarlo a caminar. ¿Por cuánto tiempo? Lo ideal es entre una y dos horas diarias, pero si eso no fuera posible, al menos tratemos de ofrecerle media hora de caminata a paso vivo, dos veces al día. Si eso tampoco funcionara para nosotros, intentemos, al menos, pasearlo entre media hora y cuarenta minutos diarios. Tal vez podamos compensarlo el fin de semana con paseos más largos, lo cual, dicho sea de paso, le hará mucho bien a nuestra propia salud física, mental y social. Sí, social, porque los perros son lubricantes sociales: propician que las personas entren en contacto, conversen y hasta hagan amistad. Usted puede hacer la prueba: saque a pasear a su perro relajadamente o siéntese con él en un parque y ya verá.

Los paseos deben comenzar desde que el animal es joven, pues resultan clave para su socialización, otro aspecto muy importante en la vida canina. Cuando el cachorro tenga puestas todas sus vacunas contra las enfermedades transmisibles, podemos empezar a sacarlo a la calle, siempre con la correa puesta, desde luego, y llevarlo a conocer nuevas personas y lugares. Se recomienda que el joven perro conozca por lo menos dos lugares diferentes cada semana. No olvidar, sin embargo, que ahora, en el verano, a los perros debe sacárseles solo en las horas más frescas, temprano en la mañana o de noche, y que estos consejos son para los perros promedio. Un chihuahua no tiene por qué caminar dos horas diarias, así como tampoco tendrán que hacerlo los perros pequeños de hocico achatado, mucho menos en horas del mediodía.

Al principio, debemos pasear al cachorro o al perro joven por zonas más bien tranquilas y poco transitadas, pero poco a poco lo iremos acostumbrando a sitios donde haya gente y ruido. Un cachorro que crece con la vivencia de salir a la calle con su amo y continuamente enfrenta situaciones diversas e inesperadas, percibe olores y panoramas inéditos y diferentes, será un perro equilibrado, sereno, amistoso, confiado en sí mismo, sin rastro de timidez, agresión o miedo.

“En la naturaleza todo animal tiene ‘territorios’ —algunos extensos, otros reducidos—, que les encanta atravesar una y otra vez. La exploración es un rasgo animal natural y genéticamente equivale a la supervivencia, porque cuanto más explore un animal más probabilidades tendrá de encontrar comida y agua, y más información tendrá del mundo” — nos aclara César.

Pero el paseo tiene, además, otras ventajas, y es que refuerza la relación dueño-perro de una forma incomparable, incluso más que la comida. Ayuda al dueño a establecer su liderazgo sobre el animal. En condiciones salvajes, todos los miembros de la manada canina siguen al líder y están atentos a sus señales corporales para saber lo que cada uno tiene que hacer. Este andar juntos cohesiona y da sentido a la vida social de los perros. Y, por ende, cohesiona y da sentido a la relación dueño-perro. Por último, los paseos, así como los juegos y los momentos de la comida, dan estructura a la vida canina que, de otro modo, sería monótona y vacía.

Es importante tener en cuenta, sin embargo, que los paseos hay que comenzarlos con “el paso correcto”. ¿Qué quiere decir esto?, pues que el dueño es quien lleva al perro de paseo y no a la inversa. Por tanto, no debe permitirse que el animal trasponga la puerta primero. Si está muy excitado y apurado por salir, debe hacerlo sentar y, solo cuando se haya calmado, le colocará el collar y la correa. A continuación, adelantará un paso, pero no dejará que el perro se mueva hasta no haberle dado la orden (una simple palabra, siempre la misma). Solo entonces el animal podrá levantarse y comenzar a caminar tranquilamente al lado de su amo y conductor, un poco detrás y sin tirar de la correa. Al retornar a la casa, el amo hará lo mismo: entrará primero y el perro detrás. 

Estos detalles, que parecen nimios, son mensajes importantes para el perro porque le están recordando constantemente quién es el líder y quién el seguidor. Nunca deberíamos desaprovechar oportunidades como estas para dejar bien claro cuál es nuestra jerarquía en la “manada”, pues eso nos hará mucho más fácil la vida con nuestra mascota y a ella le dará confianza y seguridad.

_______

. Artículo escrito por Zoila María Portuondo Guerra para CeDA y publicado en la página de la organización el 1 de septiembre de 2020.

Puntuación: 5 de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑