Otara, doblemente millonaria

Otara con algunos de sus rescatados

Por Javier Larrea Formoso y Macbeth Acosta Morales

Renunció a millones para salvar a los perros callejeros de Sri Lanka. Allí vive Otara, quien les da una segunda oportunidad y se ha convertido en una esperanza para los casi tres millones de perros abandonados que hay en las calles de su país.

Otara percibió desde muy temprano este problema y quiso solucionarlo de algún modo. Se dio cuenta que necesitaba de mucho dinero y decidió comenzar en el negocio de las ropas, que vendía en la parte trasera de su coche. Empezó a tener una pequeña ganancia. Floreció su negocio y abrió una tienda a la que llamó ODEL, que reflejaría su amor por los animales. Los primeros productos que comenzó a vender eran camisetas de recuerdo que mostraban la vida silvestre de Sri Lanka.

En poco tiempo la tienda se hizo muy popular y pudo convertirla en grandes almacenes. Así creó Macy’s America, la primera de su tipo en toda Sri Lanka. Otara fue la primera mujer de su país en hacer pública una empresa que terminaría recibiendo 16 tiendas más. Se convirtió en una mujer de negocios muy exitosa y ahí comenzó a profundidad su trabajo por los animales.

La primera mujer en hacer pública una empresa en la historia de su país

Recuerda que su primer rescatado fue un cachorro que encontró acostado al borde de la carretera. Lo recogió, lo llevó a casa y lo llamó Niko. Luego, comenzó una nueva compañía enfocada únicamente en auxiliar a los animales: Embark. Por entonces, logró hacerse, incluso, de una ambulancia para ellos. Más tarde vendió la empresa en millones de dólares con el fin de invertirlos en el cuidado de sus protegidos. Otara ha logrado cambiar la vida de más de 80 mil animales. Sobre esto y mucho más estaremos profundizando en esta entrevista exclusiva para nuestra revista El Refugio.

¿Qué te llevó a dejarlo todo para dedicarte a ayudar a los animales callejeros?

Me encantaron los animales y el medio ambiente desde mi infancia y siempre quise ayudar a los animales y proteger los bosques. Comencé el negocio para recaudar fondos para ayudar a los animales y, finalmente, 25 años después, lo vendí para poder concentrarme más en lo que más me gustaba hacer.

¿Qué papel jugó su familia en todo esto? ¿La apoyaron?

Mis padres apoyaron mi amor por los animales desde mi niñez. Solían llevarme a viajes al bosque para ver elefantes, leopardos y otros animales con regularidad y también me dejaban tener patos, perros, gallinas y conejos en casa cuando era niña. Todos vivían libres en una gran zona.

Uno de los perritos rescatados por Otara

¿Recuerdas tu primer rescate de un animal callejero? ¿Algún recuerdo especial que quieras contarnos?

El primer animal que rescaté fue una ardilla que se cayó de su nido cuando era bebé. Debo haber tenido unos siete años. Ayudamos a criarlo y luego lo soltamos de nuevo en nuestro jardín cuando era más grande.

¿Qué situación tiene Sri Lanka actualmente con los animales callejeros? ¿Ha disminuido la cantidad de negligencia y abuso?

La situación no es muy buena, pero definitivamente ha mejorado con respecto al pasado. Ahora existe una política de no matar y, a veces, se realizan programas de vacunación y esterilización, pero lamentablemente no se hace bien. Hay mucha más conciencia y preocupación en la gente ahora contra la crueldad y también hay mucha más ayuda a los animales callejeros de lo que solía haber.

Embark: La marca se creó con las ganancias para apoyar el trabajo que hacemos con los perros callejeros

¿Qué obstáculos encuentra en su trabajo diario?

Sobre todo que hay muchos que necesitan ayuda y no podemos ayudarlos a todos. También hay muchas solicitudes para ayudar a los cachorros que han sido abandonados pero nuevamente hay un límite en lo que podemos hacer.

¿Cuáles son los momentos más difíciles que ha tenido desde que inició este proyecto?

Fue increíblemente difícil para mí ver la crueldad que enfrentan algunos de ellos. Con el tiempo he mejorado en el manejo de las situaciones, pero siempre es difícil. Ha habido muchos desafíos al tratar de crear conciencia para ser personas amables y compasivas y cuidar a los animales, pero el tiempo ha cambiado un poco las cosas. Actualmente, los desafíos son la cría de pedigrí y las tiendas de mascotas, que está creciendo y la situación en la mayoría de los casos es muy alarmante.

En 2015 lanzó una campaña pidiendo al gobierno que promulgue un proyecto de ley sobre bienestar animal y que fue aprobado, ¿qué beneficios ha traído su aprobación?

Otara Gunewardene se reunió con el comandante teniente general Mahesh Senanayake y se unió al ejército de Sri Lanka para apoyar el programa de reforestación de Wilpattu

El nuevo proyecto de ley de bienestar animal fue redactado por la comisión legal en 2006. Después de vender mi negocio en 2014, quería usar mi plataforma para apoyar al equipo original que hizo el proyecto de ley para que se aprobara. Juntos pudimos aprobarlo, pero lamentablemente no ha pasado mucho desde entonces para aprobarlo en el parlamento e incluso hoy sigue pendiente.

En 2007 lanzó la Fundación Otara, una organización sin fines de lucro que se enfoca en la conservación del medio ambiente y la vida silvestre de Sri Lanka. ¿Podrías contarnos un poco más sobre esto?

Después de vender mi negocio, comencé la Fundación Otara para continuar el trabajo con los perros callejeros, para apoyar la protección del medio ambiente y para la defensa de los animales.

¿Crees que tu trabajo ha influido en la sociedad a la hora de valorar a los animales por lo que son: seres sensibles que merecen amor?

Uno de los perritos de la Fundación Otara siendo adoptado.

Sí, creo que he podido influir en el cambio a través del trabajo que hacemos y al usar mi plataforma y mi voz en nombre de aquellos que no tienen una. Solo quiero hacer lo mejor que pueda para ayudarlos y también es para ayudarnos a ser mejores humanos porque si no podemos vivir en armonía con el amor por otros seres, ¡indica un problema profundo dentro de nosotros

En 2007 lanzó la marca de moda Embark ¿Sus ingresos también cubren el cuidado de animales callejeros? ¿Cómo?

La marca se creó con las ganancias para apoyar el trabajo que hacemos con los perros callejeros. También estaba destinado a ayudar a las personas a vivir un estilo de vida apoyando la causa y siendo embajadores de los perros con la ropa que usan. La mayoría de las camisetas tienen lemas que transmiten un mensaje positivo para los animales de una manera divertida y muchos artículos se convirtieron en declaraciones de moda populares.

A muchos protectores de animales en Cuba les gustaría algún día cumplir sus sueños de poder expandir mucho más el trabajo que hacen. ¿Qué consejo les darías?

El mayor desafío es la financiación. Algunos podrán encontrar formas de obtener más apoyo que otros. Sin embargo, lo que cada uno pueda hacer marcará la diferencia. Son muchas las personas que hacen pequeñas cosas lo que genera un gran cambio, por lo que incluso si se ayuda a uno o 100 animales, sigue siendo increíble.

¿Cuáles son sus proyecciones o expectativas a largo plazo para el bienestar animal en Sri Lanka y en todo el mundo?

Realmente deseo vivir en una época en la que colectivamente hemos podido hacer un gran cambio para los animales y los humanos porque son las personas las que tienen que cambiar para darles a los animales una vida mejor. Desde animales que están cautivos hasta elefantes en desfiles, circos, zoológicos, jaulas y matanzas son formas terribles de crueldad y, a menudo, es inimaginable cómo los humanos son ciegos al sufrimiento que causamos a otros seres.

¿Te gustaría colaborar con proyectos cubanos para la protección de los animales?

Hay mucho que hacer en Sri Lanka para que los animales tengan una vida mejor, pero estoy feliz de apoyar en todo lo que pueda a los animales en cualquier parte del mundo. Es colectivamente que podemos traer un gran cambio positivo.

¿Qué mensaje quieres enviar a todos los cubanos que siguen tu trabajo?

Cada uno de nosotros puede marcar una diferencia positiva en este mundo y no hay nada mejor que ayudar a alguien que no tiene voz para hablar por sí mismo. También me gustaría agradecerle su interés, amor y apoyo a los animales de Sri Lanka. ¡Espero que algún día tenga la oportunidad de visitar Cuba!

Mi vida no tiene necesariamente que ver con definirme a mí misma en la industria de la moda, sino con encontrar la manera de dar forma a un mundo de amor y compasión, donde los animales y las personas comparten una vida en armonía, juntos”

Otara Gunewardene

2 comentarios sobre “Otara, doblemente millonaria

Agrega el tuyo

  1. Pingback: Embark Passion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑